domingo, 27 de abril de 2008

Para fijar prioridades

Cierto día un motivador experto estaba dando una conferencia a un grupo de profesionales. Para dejar en claro un punto, utilizó un ejemplo que los profesionales jamás olvidarán…

Parado frente al auditorio de gente muy exitosa dijo: “Quisiera hacerles un pequeño examen”. Debajo de la mesa saco un jarro de vidrio, de boca ancha y lo puso sobre la mesa frente a él. Luego sacó una docena de rocas del tamaño de un puño y empezó a colocarlas una por una en el jarro.

Cuando el jarro estaba lleno hasta el tope y no podía colocar más piedras preguntó al auditorio: “¿Esta lleno este jarro?” Todos los asistentes dijeron que si. Entonces dijo: “¿Están seguros?”, y sacó de debajo de la mesa un cubo de piedras pequeñas de construcción. Echó un poco de piedras en el jarro y lo movió haciendo que las piedras pequeñas se acomodasen en los espacios vacíos que habían entre las grandes.

Cuando hubo hecho esto, preguntó una vez más: “¿Esta lleno este jarro?” Esta vez el auditorio ya suponía lo que vendría, y uno de los asistentes dijo en voz alta: “Probablemente no”.

“Muy bien contesto el expositor.” Sacó de debajo de la mesa un cubo lleno de arena y empezó a echarlo en el jarro. La arena se acomodó en el espacio entre las piedras grandes y las pequeñas. Una vez más preguntó al grupo: “¿Está lleno el jarro?” Esta vez varias personas respondieron a coro: “¡¡No!!”

Una vez mas el expositor dijo: “Muy Bien”, y luego se sacó una jarra llena de agua, y echo agua al jarro hasta que estuvo lleno hasta el borde mismo.

Cuando terminó, miró al auditorio y preguntó: “¿Cual creen que es la enseñanza de esta pequeña demostración?” Uno de los espectadores levantó la mano y dijo: “La enseñanza es que no importa que tan lleno esté tu horario, si de verdad lo intentas, siempre podrás incluir más cosas...” El expositor replicó: “¡No!, esa no es la enseñanza. Lo que realmente nos enseñan esta demostración es que si no pones las piedras grandes primero, no podrás ponerlas en ningún otro momento.

¿Cuales son tus piedras grandes?

5 comentarios:

Javi (Cachap) dijo...

Entonces la moraleja es:
Primero tienes que hacer las cosas que crees son mas importantes para ti, y luego vas llenando tu tiempo, si te queda con otras de menor importancia.

Lo que pasa que la gente gasta la mayoría de su tiempo trabajando y durmiendo, que serian las piedras grandes, y luego las relaciones humanas, la pareja, los amigos, etc. que serian las piedras mas pequeñas, no? Pues lo veo un injusto....

No se, a lo mejor se puede ver de otra forma y pensar que trabajas para comer, y comer y dormir son cosas fundamentales para vivir y si que serian realmente las piedras grandes.
Ale saludos

Eli dijo...

Cada uno puede tener las piedras grandes que quiera. Por ejemplo las mias son: mi familia, mis amigos, mi fe, TÚ y mis estudios.
Y las piedras más pequeñas...pues hay demasiadas para escribirlas aquí.
Lo que se quiere decir con este cuento, es que en tu vida tienes que tener unos buenos cimientos en los que apoyarte, y a partir de ahí, seguir con la construcción.
No se, es mi manera de entenderlo...cada uno es libre, eso si, que no te vean!! (jaja)

Javi (Cachap) dijo...

jajaja.......

Pero entonces las piedras grandes son cimientos donde apoyarte o las cosas a las que tu les dedicas mas tiempo y ganas?

Nose, alomejor puede que se refiera a las dos cosas, o que las dos cosas sean lo misma.

Dani dijo...

Bona manera d'explicar què és un aqüifer i com tenim l'aigua davall dels nostres peus.

Eli dijo...

Yo creo que es lo mismo, pq a tu familia y amigos (por ejemplo) le dedicas mucho tiempo y muchas ganas(o deberías dedicarle, y además también te apoyas en ellos, en los momentos duros, en los que no lo son...

Related Posts with Thumbnails